Sep 132014
 
IMG_3357

Aunque me encuentro el fin de semana trabajando, al igual que la inmensa mayoría de los locales, puedo dar prácticamente finalizada una semana intensa en la capital china.

A lo que conferencias se refiere, tuve la primera el miércoles en la Universidad Tsinghua, la número uno del país. El póster que me hicieron es de película:

TUtalk

Por un momento, me sentía como Case plantándole cara a Wintermute en Neuromante 😉 .

La charla fue estupendamente y como bonus track, me llevaron a la celebración china del “día del profesor”.

DSC02213DSC02220

Para ello, habían organizado una comida de picoteo en uno de los jardines interiores.

DSC02225

Además, el Decano de la Facultad dio un pequeño discurso en el que nos recordó que para que un buen profesor siga siéndolo, jamás debe dejar de aprender, puesto que de lo contrario, no habrá perdido una capacidad sino dos.

DSC02228

Y desde luego, no puedo estar más de acuerdo.

La otra conferencia que impartí tuvo lugar el viernes en el archivisitado Instituto de Tecnología de la Computación de la Academia China de las Ciencias.

P1030499DSC02231

Al público habitual de alumnos se les sumaron unos profesores de áreas emergentes como la Bioinformática, interesados por las aplicaciones de este área que había optimizado gracias a la Computación Cloud.

Pero esta semana ha sido también intensa en cuanto a trabajo offline y reuniones. Prueba de ello fue que el viernes, nada más acabar mi última conferencia, tuvimos una reunión con el Profesor Han para perfilar las líneas de una colaboración trilateral.

2014 09 12 15 58 09DSC02235

Algunas de estas reuniones se han prolongado tanto que alguna vez las hemos continuado delante de un plato de fideos.

2014 09 09 17 18 23

Los de arriba en particular son de pato, ¡exquisitos!

Y ahora, un poco más de curiosidades que uno puede encontrarse por la calle (y bajo ella).

Pekin se ha modernizado a marchas forzadas desde la última vez que estuve hace 3 años. Prueba de ello es la casi completa adopción de los vehículos eléctricos.

El repiquetear de los modestos motorcillos de los repartidores ha sido sustituido por el fantasmal siseo de estos nuevos vehículos.

2014 09 05 16 09 35

A la postura típica “de cuclillas” asiática hay que añadirle la del “móvil pegado a las manos”. 

Pero no sólo hay bicicletas eléctricas, también se han atrevido con vehículos ligeramente más grandes.

2014 09 04 08 18 31

En la caja del de arriba he visto varias veces como transportaban unos bidones de nitrógeno líquido de un edificio a otro… siendo agarrados por un estudiante para que no se cayeran.

Eso sí, estos vehículos no contaminarán, pero suponen un peligro total porque literalmente ¡no les oyes venir! Cuando mi sentido arácnido no me advierte de la inminente llegada de uno de estos vehículos por detrás, es su bocina (seguida de la cara indolente del conductor) la que me provoca un infarto de miocardio.

El metro de Pekín ha incorporado nuevas medidas de seguridad. Ahora es necesario pasar los bultos por un escáner. 

Y ha sido en el metro aquí donde he visto un curioso sistema de publicidad. Básicamente consiste en proyectar vídeos de anuncios en la pared del túnel entre estación y estación.

2014 08 30 16 40 28

Pekín sigue en continua reconstrucción (sustituyendo edificios por otros). Sin ir más lejos, pude ver una de las rehabilitaciones de espacios en vivo y en directo durante mi estancia.

2014 09 05 08 17 49

Efectivamente, la excavadora de la foto está destruyendo el muro con la gente pasando prácticamente al lado. Además, hubo una tarde que nos brindó una serenata de percusión porque al conductor se le había metido entre ceja y ceja que debía partir piedras con la pala.

Así como las nuevas infraestructuras se alzan en Pekín, las viejas costumbres siguen manteniéndose para aquellos que tienen poco espacio para vivir.

La primera vez que lo vi no hice mucho caso ya que pensé que se trataban de expositores de alguna tienda de ropa, acostumbrado a despliegues así en los mercadillos.

2014 09 06 12 04 46

Pero un día vi efectivamente como ésta se tendía tras ser lavada en un barreño a pie de calle. Como la delincuencia callejera es prácticamente nula (si obviamos el estilo de conducción), uno puede confiar en dejar su ropa tendida en lugares de tránsito.

Y un último apunte, en los últimos años y siguiendo el boom de los juegos olímpicos, se han incrementado los espacios deportivos en la ciudad. Con cierto orgullo vi como en un mural de uno de estos espacios, aparecía representada la Capoeira (la silueta azul).

2014 08 30 16 56 37

Y es que este marcial ha empezado hace 5 años a hacerse ver en la capital china, de la mano de la escuela Capoeira Mandinga, cuyo estilo es el Angola.

¿Quien sabe? a lo mejor en un futuro podría estar también mi escuela aquí 🙂 .

Y bueno, ¡se acabó lo que se daba! El martes a las 00:15 sale mi vuelo para Madrid. Vuelta al trabajo en la Facultad y a los nuevos retos que me esperan en el nuevo curso académico 😀 .

Sorry, the comment form is closed at this time.